MUJERES VISIBLES: YOLANDA URARTE ALONSO

Yolanda Urarte Alonso (Vitoria-Gasteiz, 7 de junio de 1968) es una agricultora de Treviño, primera mujer presidenta del sindicato agrario Unión Agroganadera de Álava (UAGA) y segunda taxista rural del condado de Treviño.

Se licenció en el año 1991 en Veterinaria (Universidad de Zaragoza). Master de Desarrollo Rural en 1992. Al casarse se trasladó a Argote (Treviño). Trabajaba en la Escuela de Industrias Agroalimentarias del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, compaginándolo con su trabajo de la labranza junto con su marido. Posteriormente pusieron en marcha un agroturismo.

Desde 1992 a 1999 trabajó en el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz en el Departamento de Promoción Económica y Empleo como formadora en una escuela de industrias agroalimentarias. En 1999 trabajó en el sindicato Agrario EHNE(Sindicato de las personas agricultoras y ganaderas de Euskal Herria) de formadora. En 2001 fue contratada por ENHE como técnica para la coordinación de la formación, siendo durante 6 meses coordinadora general, hasta su salida en octubre de 2003. En 2006 abrió un alojamiento rural y es la segunda mujer con licencia de taxi rural en Treviño.

A comienzos de 2007 participó en un proceso de reflexión y planificación estratégica sobre el futuro de UAGA. Tras tres meses de trabajo en el proyecto, configuraron la candidatura que iría en la lista para las siguientes elecciones a la directiva de UAGA. Decidieron estratégicamente que irían 3 mujeres en la lista, ella, Eva Lopez de Arroyabe y Nieves Quintana, pensando que no saldrían elegidas, pero sentando un precedente para normalizar la presencia de mujeres en las candidaturas de las siguientes elecciones. ​ Sin embargo, su candidatura y el proyecto de su equipo ganaron. Urarte hizo historia al ser la primera mujer presidenta de UAGA organización sindical con más de treinta años al servicio de personas agricultoras y ganaderas de Álava. Entre las prioridades de su equipo estaban la mayor presencia de mujeres en el medio rural y en los espacios de toma de decisiones; la convivencia de lo rural y lo urbano; la mejora de los servicios de transporte público a los pueblos; el consumo de producto local (Uagalur iniciativa promovida desde el sector agrario alavés para vender sus productos directamente al consumidor, sin intermediarios.); y el consumo de productos locales y de caserío en los comedores escolares.

Desde el 8 de marzo de 2017 es concejala en el Ayuntamiento de Treviño, como Concejala Delegada en Medio Ambiente y Sostenibilidad.

Hoy Ampea firma un convenio con la Diputación Foral de Álava

El apoyo a las mujeres emprendedoras constituye un factor fundamental para el desarrollo de nuestro Territorio, ya que fortalece nuestro tejido empresarial e incide positivamente en el empleo femenino.

Hoy Ampea firma un acuerdo con la Diputación Foral de Álava para la ejecución de diversas acciones destinadas al empoderamiento femenino en el área empresarial y profesional.

 

En AMPEA, tenemos un plan de acción para todo ello, nuestro Plan Estratégico 2021-2024, que tiene como pilares fundamentales dar visibilidad a las mujeres directivas y empresarias, impulsar el emprendimiento femenino, promover políticas en materia de conciliación, contratación, promoción y reconocimiento profesional, ofrecer formación por competencias técnicas y humanas adecuadas al contexto empresarial actual y la implementación de programas de mentoring y coaching entre otros.

Nuestros objetivos son:

-Apoyo a la profesionalización de las mujeres emprendedoras, empresarias y directivas.

-Creación de una red de colaboración entre mujeres emprendedoras, empresarias y directivas

-Visibilizar a las mujeres emprendedoras, empresarias y directivas de Álava.

 

Todo ello con la única finalidad de contribuir a la igualdad entre mujeres y hombres.

Puedes ver la nota de prensa completa aquí 

 

Un estudio becado por Emakunde evidencia la invisibilidad y las dificultades de las mujeres arquitectas en Euskadi.

 

Emakunde/Instituto Vasco de la Mujer ha presentado el estudio “Arquitectas (in) VISIBLES en Euskadi. La problemática que esconde esta invisibilización”, resultado de la beca concedida por el Instituto a trabajos de investigación en Igualdad de Mujeres y Hombres. El trabajo realizado por la arquitecta Verónica Benedet muestra que las mujeres arquitectas en Euskadi sufren desigualdades de distintas magnitudes en casi todos los ámbitos de la arquitectura, tanto en los espacios de docencia e investigación, como en el libre ejercicio de la profesión, en los puestos de liderazgo y, fundamentalmente, en el reconocimiento social de sus aportaciones.

Según el informe en Euskadi, la incorporación de la mujer a la arquitectura ha sido mucho más tardía, a finales de la década de 1960, coincidiendo con el comienzo de la colegiación de las arquitectas en el Colegio Oficial de Arquitectos Vasco‐Navarro (COAVN) en 1967. No obstante, en los últimos 30 años la incorporación de las mujeres a la arquitectura en el País Vasco ha ido aumentando significativamente. Desde los finales de la década de 1990 se ha observado un aumento masivo de estudiantes mujeres en las escuelas de arquitectura de la comunidad autónoma, superando el porcentaje de alumnos en las últimas décadas.  Pero esto se refleja en el incremento de las referentes arquitectas ni tampoco en la visibilización y difusión de sus aportaciones.

Diagnosticar esta problemática, permitirá proponer soluciones adecuadas y específicas que ayuden a equiparar las desigualdades de oportunidades, a obtener una mayor representatividad en los puestos de toma de decisiones y a reconstruir el relato arquitectónico en Euskadi en pro de impulsar el equilibrio y la igualdad entre hombres y mujeres en la sociedad vasca.

La directora de Emakunde, Izaskun Landaida, señala que “la visibilización de las mujeres arquitectas supone no solo un reconocimiento a su labor, supone también que niñas y chicas jóvenes tengan referentes visibles en este ámbito y supone poner sobre la mesa las dificultades estructurales a las que se enfrentan las mujeres arquitectas en su desarrollo profesional”.

Según la autora del estudio, Verónica Benedet “actualmente en la profesión sigue triunfando el modelo competitivo masculino donde se sobrevalora el poder y la autoridad. En este esquema, las arquitectas, a pesar de sus cualificaciones iguales o superiores a las masculinas, terminan refugiándose en ámbitos menos valorados de la profesión. La mayor parte de la arquitectura de Euskadi reconocida ha sido realizada por varones y que no existan referentes femeninos o sean escasos no quiere decir que las mujeres no hayan participado como sujetos activos en el diseño y en la arquitectura. Las arquitectas están y son muchas, pero lamentablemente sus aportaciones han sido invisibilizadas, calladas, ocultadas, excluidas o penalizadas por esta cultura patriarcal imperante”.

Para saber más sobre este estudio:

 

MUJERES VISIBLES: ELENA MARTÍNEZ DE MADINA SALAZAR

 

Elena Martínez de Madina se licenció en Filología Vasca en la Universidad del País Vasco.

Forma parte de Euskaltzaindia, la Real Academia de la Lengua Vasca, en la comisión de onomástica desde 2013.

Lleva más de 20 años dedicada al Onomasticon Vasconiae, obra que investiga y establece la forma adecuada de los nombres de pueblos, concejos, barrios, calles, zonas industriales, ríos, casas…

Elena Martínez de Madina trabaja especialmente la toponimia de la ciudad de Vitoria y de 63 entidades jurisdiccionales municipales; como ella misma dice: «Me dedico a quitar el polvo a los nombres olvidados, que, a veces están escondidos debajo de los actuales». Martínez de Madina dispone de un inmenso corpus de topónimos que abarcan desde finales del siglo XV hasta el XX propiedad de Euskaltzaindia. ​

El pasado 7 de junio el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y Euskaltzaindia han presentado un acuerdo de colaboración entre ambas instituciones, recientemente renovado, y un nuevo volumen de toponimia histórica del término municipal de Vitoria-Gasteiz. En este caso Toponimia de Vitoria, Arratzua III.

La investigación que estudia los topónimos de la antigua merindad de Arratzua se ha completado con este tercer volumen de la serie. En este caso, el trabajo se ha centrado en siete localidades: Ilarratza, Jungitu, Libunau/Lubiano, Matauku, Oreitia, Uribarri Arratzua / Ullíbarri Arrazua y Zerio.

Elena además ha publicado numerosos artículos en revistas especializadas, imparte conferencias y colabora habitualmente en El Correo Español-El Pueblo Vasco con artículos de opinión.

En una entrevista concedida a El Correo en 2018 sobre los nombres de las calles afirmaba «Las calles no dejan de ser un reflejo del mundo donde vivimos, como ocurre con las listas al Congreso. Y no es un hecho aislado, el problema es mucho más profundo», la abismal diferencia entre sexos en la señalética, etiquetada como un micromachismo más, quizás el más público de todos, «es un tema generalizado en las ciudades».

La jerarquía urbana relega a las mujeres a vías secundarias y “perdidas”. Estamos desaparecidas en la historia, no aparecemos en los libros», comenta. Y, como consecuencia, tampoco en el callejero. En los barrios más jóvenes se ha intentado acortar distancias entre ellos y ellas desde la señalética.

 

“La lengua es uno de nuestros instrumentos para poder expresar el pensamiento y raciocinio[…]El cambio vendrá cuando en vez de decir ‘voy al médico’, se diga ‘voy a la médica’, o ‘la cirujana dice que me tiene que operar’. Cuando las niñas digan quiero ser bombera, presidenta, ingeniera, banquera, chef”

 

 

MUJERES VISIBLES: JANIRE FERNANDEZ DE OLANO

 

 

Janire Fernández de Olano (Vitoria, 1995), además de atleta, es ingeniera mecánica.

Practica el atletismo desde los 6-7 años y ahora se ha decidido para probar otro tipo de deportes y disciplinas. Se decantó por el duatlón porque la bici siempre le ha gustado.

A sus 26 años, además de ser una atleta reconocida en Álava, Janire ha decidido probarse en otras disciplinas. Como duatleta ha empezado a dar sus primeros pasos de la mano del Club LEA La Blanca. Además, practica ‘trail runner’, disciplina con la que se siente libre entrenando en plena naturaleza.

Esta ingeniera mecánica quiere dirigir su vida laboral al campo de la biomecánica, una fórmula perfecta con la que vincular su formación académica con su pasión por el deporte. Vitoriana, atleta por vocación, se ha convertido en una deportista total impulsada por su motivación por explorar otras modalidades.

Su próximo objetivo será la Hiru Haundiak, a principios de octubre. Es una ultra trail, ,101 kilómetros.

En agosto de 2018 protagonizó junto a otras siete mujeres el pregón de las fiestas de la Blanca, Su objetivo fue visibilizar la complicada tarea de las mujeres en cualquier actividad deportiva. Fue un pregón feminista y centrado en el deporte para visibilizar el esfuerzo que tienen que hacer las deportistas por hacer que se hable de ellas y reconocer su trabajo.

 

En la actualidad, las deportistas aún se enfrentan a muchos prejuicios y obstáculos, entre ellos la desigualdad salarial, la falta de financiación y la escasa presencia en los medios. Pero, con cada nueva generación, llegan más lejos y logran mayores hazañas.

 

“Siempre ha tenido la percepción de que cualquier deporte femenino estaba infravalorado respecto al masculino. De hecho, las figuras más icónicas suelen ser hombres en este deporte, aunque ahora mismo creo que hay más visibilidad”.

MUJERES VISIBLES: KARMELE JAIO EIGUREN

 

Karmele Jaio Eguren escritora y periodista

 

Nacida en Vitoria el 19 de marzo de 1970  es escritora y periodista.

Se licenció en Ciencias de la Información en el curso 1993-1994 por la Universidad del País Vasco y desde entonces ha trabajado en distintos medios de comunicación, ha sido responsable de comunicación de la Fundación Euskalgintza Elkarlanean o responsable de comunicación de Emakunde (Instituto Vasco de la Mujer). Publica ocasionalmente columnas en medios como Diario de Noticias de Álava, Diario de Noticias de Gipuzkoa y Deia.

Es autora de dos novelas, Las manos de mi madre (2008) y Música en el aire (2013); tres libros de relatos, Heridas crónicas (2004), Zu bezain ahul [Tan débil como tú] (2007) y Ez naiz ni [No soy yo] (2012); y de un libro de poesía, Orain hilak ditugu [Ahora tenemos muertos] (2015).

Las manos de mi madre, su primera novela, tuvo una gran acogida, recibió numerosos premios y ha sido traducida a varios idiomas, y su versión inglesa fue premiada con el English Pen Award en 2018; ha sido, asimismo, adaptada al cine y presentada en la 61ª edición del Festival de Cine de San Sebastián. Sus relatos han sido llevados al teatro, seleccionados para la antología Best European Fiction 2017 y publicados en numerosas antologías y en varias lenguas.

Desde julio de 2015 es académica correspondiente de Euskaltzaindia, Real Academia de la Lengua Vasca

En 2019 recibe el Premio Akademia, por Aitaren etxea y en 2020 vuelve a ser galardonada por la misma novela con el premio Euskadi de literatura en euskera, obra que le gustaría que muchos hombres leyesen, ya que piensa que hay una reflexión pendiente en muchos de ellos sobre «la situación de privilegio que viven en la sociedad». «Las mujeres hemos reflexionado más sobre estos temas por necesidad, porque estamos en una situación peor, pero también porque el feminismo nos ha enseñado a entender cosas que nos estaban pasando y les ha puesto nombre».

 

“En la literatura ocurre lo mismo que está sucediendo en otros ámbitos de la sociedad, la presencia de la mujer está aumentando. Pero en nuestro ámbito y en este momento, creo que uno de nuestros retos principales es demostrar que los llamados “temas de mujeres” son temas universales”

Karmele Jaio Eiguren

Día Internacional de la Mujer en la Ingeniería

 

 

Hoy 23 de junio de 2021 se celebra el Día Internacional de la Mujer en la Ingeniería.

Es un día muy especial para homenajear a aquellas mujeres que ejercen un rol que ha sido ocupado tradicionalmente por los hombres en el campo de la ingeniería.

Con la promulgación de día se pretende concienciar a nivel internacional, acerca de la importancia de esta profesión ejercida cada vez más por mujeres, constituyendo una notable oportunidad profesional para las futuras generaciones, contribuyendo al desarrollo económico de las sociedades a nivel global.

El Día Internacional de la Mujer en la Ingeniería fue creado por la Women’s Engineering Society (WES) en el Reino Unido (año 2014) , con motivo de la celebración de su 95° aniversario.

La Women’s Engineering Society (WES) es una sociedad académica profesional creada en el año 1919 en el Reino Unido, después de finalizar la primera Guerra Mundial. Fue la primera sociedad en agrupar a mujeres que desempeñaban trabajos de ingeniería en reemplazo de los hombres que participaron durante el conflicto bélico.

Asimismo, ejecutaba acciones dirigidas a lograr la aceptación de mujeres en puestos de trabajo, en una Sociedad dominada por los hombres en esa época. En la actualidad agrupa a mujeres de los campos de la ingeniería, científica y tecnológica.

Posteriormente a la culminación de la guerra, muchas mujeres deseaban continuar en el mercado laboral, dando origen a la creación de esta importante Sociedad orientada a la capacitación de mujeres, para ocupar puestos de trabajo en el campo de la ingeniería.

En el año 2019 se inició el proyecto WES Centenary Trail, con motivo de la celebración de su centenario, resaltando de esta manera las historias de mujeres ingenieras con trayectoria histórica.

Debido al auge que ha tomado esta efeméride ha recibido el patrocinio de la UNESCO en el año 2016, distinguiendo anualmente a 50 ingenieras en todo el mundo que se hayan destacado de manera sobresaliente en su profesión. Asimismo, este día adquirió un carácter internacional a partir del año 2017.

 

 

Visibilizar a las mujeres ingenieras, científicas, matemáticas, a las mujeres en diferentes áreas es fundamental. Como mentoras, mujeres referentes e instructoras, mujeres profesionales, ayudan a romper estereotipos que persisten desde nuestra infancia.

 

21 de junio: Día Internacional de la Educación No Sexista

Cada 21 de junio, se conmemora el Día Internacional por la Educación no Sexista, insistiendo en la necesidad de analizar temas como el analfabetismo en niñas y mujeres en algunos países, así como los roles y estereotipos sexuales, que también son reproducidos desde la escuela.

La presencia del sexismo en la escuela se evidencia en ese currículo oculto que apenas tenemos en cuenta, con mensajes acerca de lo femenino y lo masculino, los libros de texto que repiten estereotipos, las diferentes expectativas de rendimiento y de comportamiento hacia niños y niñas y las oportunidades que les ofrecemos en el patio de recreo o la historia contada desde hegemonía masculina. La literatura sigue visibilizando grandes obras de la literatura escritas por hombres; el lenguaje sexista se continúa mostrando sin mediación de crítica…

La importancia de educar en igualdad de género desde edades tempranas radica en el potencial de los niños y niñas. A estas edades (0-12 años) están libres de prejuicios, por lo que implementar una enseñanza igualitaria repercute en su desarrollo desde una perspectiva de género.

Este hecho favorece la interiorización de un comportamiento cívico en condiciones igualitarias y con una visión común, es decir, una actuación responsable en la sociedad en la que vivimos, donde por el hecho de ser hombre o mujer no debe establecerse la imposición de unos determinados roles sociales.

La igualdad, la coeducación, es un camino que se debe iniciar en las familias y continuar en las escuelas.

 

MUJERES VISIBLES: EVA FERREIRA GARCÍA

 

 

Eva Ferreira García Rectora de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU)

 

Eva Ferreira García es Licenciada en Matemáticas por la UPV/EHU, máster en Probabilidad y Estadística en el instituto Courant en New York University y doctora en Economía por la UPV/EHU. Catedrática en Economía Aplicada desde 2005.

Sus líneas de investigación fundamentales se centran en métodos de probabilidad y estadística con aplicaciones a campos diferentes como el análisis de efectos de medicamentos en medicina, la evaluación del riesgo sistémico en finanzas o la incidencia del sesgo de selección en el efecto techo de cristal. Ha dirigido proyectos y grupos de investigación competitivos de forma continuada, y publicado decenas de artículos en revistas de referencia internacional. Cuenta con 4 sexenios de investigación y uno de transferencia, así como con evaluación positiva de Docentiaz.

Ha sido Vicerrectora de Asuntos Económicos y de Organización Académica entre 2004-08, y secretaria general entre 2009-12 de la UPV/EHU Entre 2015 y 2019 dirigió la Agencia de Calidad del Sistema Universitario Vasco, Unibasq.

En los últimos años se ha implicado en actividades de divulgación y en destacar el papel de la formación y de la investigación en línea con los objetivos de desarrollo sostenible. En concreto, desde marzo de 2020 forma parte del comité de expertos del CEMAT (Comité Español de Matemáticas), para ayudar en la modelización y monitorización de los datos sobre el coronavirus.

Recientemente ha sido nombrada rectora de la Universidad del País Vasco

En su discurso de aceptación del cargo de rectora, ante el lehendakari y el consejero de Educación, habló de asumir una perspectiva abierta, integradora y solidaria, como universidad pública, sin renunciar a la excelencia académica e intelectual.

Da un gran valor a los objetivos de Desarrollo Sostenible y aboga por integrarlos en la  UPV/EHU.

Tras un estudio que se publicaba recientemente sobre la discriminación hacia las mujeres a la hora de ser seleccionadas para realizar entrevistas en procesos de selección, identifica junto a Mari paz Espinosa tres formas diferentes de interpretar el techo de cristal y analiza el impacto en cada una de ellas de la discriminación en la valoración de las capacidades.

Para ello, desarrollaron s un modelo teórico, con hombres y mujeres indistinguibles en cuanto a habilidades y preferencias, que les permitió aislar el efecto neto de una infravaloración constante de las habilidades.

“En un escenario de discriminación de CVs en una empresa con escalones de ascenso cada vez más exigentes, las mujeres que sí que logran llegar a los puestos altos percibirán que han tenido mayor igualdad de oportunidades que los hombres en los ascensos últimos que en los primeros. Si los escalones cada vez se separan menos, percibirán lo contrario”

MUJERES VISIBLES: MERCEDES MAROTO-VALER

Mercedes Maroto Valer directora del Centro de Investigación de Soluciones de Carbono y Directora Asociada de la Universidad Heriot-Watt

Hace casi tres décadas que esta licenciada en Química por la UPV/EHU, y exalumna de los colegios San Martín y San Viator, hizo las maletas. Fue con una beca Erasmus a Glasgow durante el último curso de la carrera y en Escocia decidió quedarse para realizar el doctorado.

Más tarde ejerció como profesora en Estados Unidos, primero en Kentucky y después en Pennsylvania, de 1998 a 2004 y coordinó un programa sobre energía sostenible.

En 2005 regresa a Europa para unirse a un equipo de la Universidad de Nottingham especializado, precisamente, en temas energéticos. El nuevo reto le situó en investigaciones tan interesantes para la lucha contra el cambio climático como el desarrollo de sistemas para convertir el CO2 en un gas útil, en metano o en ladrillos para la construcción. Pero el Curriculum de esta vitoriana, reconocida hace menos de un año por la Sociedad de Científicos Españoles en el Reino Unido, no se detuvo aquí y en 2012 puso rumbo al primer país que la acogió cuando salió de casa de sus padres, Escocia.

En Edimburgo forma parte de la Universidad Heriot-Watt como vicerrectora adjunta en las áreas de investigación e innovación y directora del Centro de Investigación para Soluciones del Carbono.

En 2018 la Sociedad de Científicos Españoles del Reino Unido (CERU) le concedió el Premio “Merit Award” CERU 2018 al papel en el avance científico por su amplia carrera científica y de renombre internacional, que ha sido fundamental en el avance de la ciencia. CERU también la reconoce como una destacada modelo a seguir para las mujeres en ciencia y tecnología.

En la actualidad ha sido noticia ya que ha sido designada para liderar IDRIC (Industrial Decarbonisation Research and Innovation Centre), un centro puntero de investigación y desarrollo, con sede en la universidad de Heriot-Watt (Edimburgo), al que han dotado con 20 millones de libras esterlinas para liderar a nivel mundial la lucha contra el efecto invernadero y las emisiones de gases en el sector industrial.

Durante este año, han identificado 140 socios y establecido las principales líneas de trabajo porque para que el Reino Unido consiga cumplir el objetivo de llegar a cero emisiones netas de carbono para 2050, es imprescindible descarbonizar el sector industrial. Por ello, trabajarán con los clústeres industriales más grandes de Reino Unido y que emiten cerca de 40 millones de CO2 cada año.