MUJERES VISIBLES: INDIRA GANDHI

 

 

 

Hija única de Jawaharlal Nehru, primer presidente de la India independiente, estudió en las universidades de Visva-Bharati y de Oxford. En 1938 ingresó en el Partido del Congreso y durante los siguientes años participó activamente en la lucha por la independencia, en la que colaboró con Gandhi

En 1959 fue elegida presidenta del partido y en 1964, el primer ministro Shastri, que había sucedido a Nehru, la nombró ministra de Información y Radiodifusión, cargo que ocupó hasta 1973. Sin embargo, la prematura muerte de Shastri, acaecida en 1966, la impulsó hacia la secretaría general del Partido del Congreso y, por extensión, al puesto de primera ministra.

Su actuación en el desempeño del cargo, para el que fue sucesivamente reelegida hasta 1977, se caracterizó por su política progresista, lo cual provocó serias disputas en el seno de su propio partido, y por una clara voluntad de potenciar los vínculos entre los países no alineados. Aceptó, no obstante, la ayuda soviética durante el conflicto armado que enfrentó a la India y Pakistán y facilitó la posterior creación de Bangladesh.

En 1975, la creciente oposición hizo tambalear su permanencia en el cargo y optó por declarar el estado de emergencia y suprimir las libertades individuales. Ello, unido a una serie de medidas que no contaron con el favor de la población, contribuyó a su derrota en las elecciones de 1977. En 1980 recuperó el poder tras obtener el triunfo en las elecciones, a las que se presentó con el Nuevo Congreso, partido que había creado poco tiempo antes, tras la escisión del Partido del Congreso.

Fueron muchas sus aportaciones en diferentes campos:

Política ecológica: A principios del siglo XX existían más de 50 000 tigres en todo el territorio de la India, pero a partir de los años de la década de los setenta la cifra empezó a descender dramáticamente hasta llegar a los 2 500 tigres.

Política antiapartheid: Al igual que la famosa cantante sudafricana Miriam Makeba o el dirigente tanzanio Julyu Nyerere, la gobernante Indira Gandhi destacó por su lucha internacional contra el sistema racista del apartheid de Sudáfrica.

Apoyo a las ciencias: La historia de la India es rica en el estudio de la astronomía, astrología y otras ciencias, pero parte de esta herencia se perdió a medida que llegó el siglo XX. Sin embargo, durante los años sesenta, el gobierno de la Primera Ministra Gandhi insistió en apoyar y revalorar las ciencias. Su primer éxito que dio la vuelta al mundo ocurrió el 19 de abril de 1975 al colocar en órbita el Aribatat, el primer satélite indio, dependiendo de un cohete portador soviético.

Apoyo al deporte: En los años ochenta, la Jefa de Gobierno otorgó todas las facilidades para la organización de los Juegos Deportivos Asiáticos de Nueva Delhi. Asimismo, durante su primer periodo gubernamental, la India se proclamó campeona mundial de hockey sobre hierba, un título conseguido después de mucho tiempo. Es importante señalar que Indira fue una gran aficionada a la natación.

Apoyo a la igualdad de género: El ingreso de la señora Gandhi al poder gubernamental fue un golpe positivo para la participación de la mujer india en la política, la ecología, los derechos humanos, la diplomacia, los deportes, la cultura y el espectáculo.

Lucha contra la extrema pobreza: Durante el siglo XIX, la India figuraba como el segundo territorio de mayor pobreza en la Tierra, sólo superado por Indonesia. En los cuatro primeros decenios del siglo XX, la situación del país no mejoró: en 1943 en Bengala murieron cerca de tres millones de habitantes por falta de alimentos.

 

“Para liberarse, la mujer debe sentirse libre. No para rivalizar con los hombres, sino libre en sus capacidades y en su personalidad.”

Indira Gandhi

DÍA DE LA IGUALDAD SALARIAL

 

 

Hoy 22 de febrero, “Día Europeo por la Igualdad Salarial entre Hombres y Mujeres”, recordamos que la brecha salarial de género sigue suponiendo una terrible realidad en todo el Mundo.

A pesar de contar con un marco normativo, así como los avances y logros obtenidos en la igualdad de trato y oportunidades laborales, sin distinción de sexo o género, esta situación ha persistido en el tiempo.

Igualmente se celebra el Día Europeo de la Igualdad Salarial en el mes de noviembre, para generar y promover acciones por parte de los Estados miembros de la Unión Europea hacia este tema.

El primer Día Europeo de la Igualdad Salarial se celebró el 5 de marzo de 2011, haciendo referencia a que las mujeres debían trabajar 64 días adicionales para percibir las mismas retribuciones anuales que los hombres. Ya en el año 2015 esta efeméride se trasladó al mes de noviembre, señalando así el momento simbólico del año en el que las mujeres dejan de percibir sus remuneraciones, en comparación con los hombres.

Ambas fechas tienen un mismo objetivo: generar conciencia y sensibilización cerca de las diferencias salariales que han seguido persistiendo en Europa entre hombres y mujeres, promoviendo la adopción y ejecución de medidas para su debida nivelación.

De promedio, las mujeres de la Unión Europea ganan un 16,4% menos que los hombres. Para que el salario medio de una mujer en Europa sea igual al salario anual percibido por un hombre, deberá trabajar durante 418 días (53 días más de los 365 días naturales del año). Ello se traduce en que una mujer debería trabajar hasta el 22 de febrero del año siguiente, para igualar el salario masculino.

 

MUJERES VISIBLES: CARMEN CONDE

 

“¡Qué horror! Pues tendrán que hacer uno”, exclamó Carmen Conde Abellán cuando le dijeron que no había baño de señoras en la Real Academia Española (RAE).

1978 fue un año importante para el mundo de la lengua: dos siglos y medio después de su fundación, la Real Academia Española aceptaba por primera vez que una mujer, Carmen Conde.

Al día siguiente, uno de los principales diarios nacionales lo anunciaba así en su portada: “Carmen Conde, nuevo académico de la lengua”.

Carmen Conde tras la lectura de su discurso de entrada en la Real Academia Española, en febrero de 1979.

Poeta y narradora española cuya obra lírica suscribe las propuestas de la poesía existencial de los años treinta. Considerada la mejor representante femenina de su generación, tras publicar sus primeros poemas en las revistas Ley, Sí y Diario poético, de Juan Ramón Jiménez, en 1929 publicó Brocal, libro que reúne poemas en prosa, cuyas metáforas de delicada factura y original imaginación motivaron el elogio de la crítica del momento.

Carmen Conde, fue una maestra española, destacada por su creación poética, narrativa y ensayística. Nació en Cartagena de España el 15 de agosto de 1907. Es una de las pocas voces femeninas de la Generación del 27.

Fundó la Universidad Popular de Cartagena, una institución para educar adultos de bajos recursos.

Fundó también junto con su esposo, la Revista Presencia de la misma Universidad Popular. En 1933, en Madrid, ocurrió un hecho que le marcó la vida y el trabajo poético: el nacimiento de su hija muerta.

En 1936, comienza la Guerra Civil Española y se inicia también un cambio para los intelectuales de ese país, que habían estado del lado de la Segunda República, entre los cuales se encontraban Carmen Conde y su marido.

En 1937, fue maestra en la Escuela Nacional de Niñas Nº3 en Murcia y también trabajó en educación para adultos alfabetizando mujeres en La Casa de la Mujer, una institución política antifascista y feminista del grupo denominado: Agrupación de Mujeres Antifascistas.

Cuando termina la guerra, tuvo que vivir separada de su esposo, pues ambos tuvieron que esconderse en distintas casas, ya que estaban acusados por apoyar el republicanismo. Fue una época dura pero también muy productiva a nivel literario.

En 1979, ingresa a la Real Academia Española como individuo de número con la letra “K” y en 1987, gana el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil, por la obra: Canciones de nana y desvelo.

“Pasión del verbo”, “Honda memoria de mí”, “Signo de amor”, “Ansia de la gracia”, “Una palabra tuya”, “Obra poética 1929-1966”, “En manos del silencio”, “Las oscuras raíces”, “A este lado de la eternidad” y “Soy la madre”, forman parte de la obra de la considerada máxima representante femenina de la literatura de su tiempo.

Visibilizar a Carmen Conde es poner el foco en una generación de poetas y artistas marginadas de las antologías, de los medios, de las bibliotecas y de los museos por su condición de mujeres, por ende, poner el foco en dicha marginación histórica. Una marginación y discriminación que se intentó resarcir con la concesión a Carmen Conde de un sillón en la Real Academia de la Lengua Española. Pero ese acto no da cuenta de la magnitud de toda la actividad desplegada por la escritora. Es por ello que sus creaciones y su activismo deben ser conocidos. Visibilizarla a ella es también poner en valor la labor de tantas mujeres en el terreno cultural, sus esfuerzos por mantener una base de alfabetización que llegue a todas las clases sociales, su actividad en pro del cambio y del feminismo a través de la educación y la literatura.

 

 

AMPEA ESTRENA NUEVA IMAGEN Y NUEVA JUNTA DIRECTIVA

  • La nueva Junta Directiva, multisectorial y diversa, está compuesta por perfiles de mujeres profesionales, emprendedoras, empresarias y directivas de distintos sectores económicos y gran trayectoria profesional. 
  • AMPEA ha iniciado un proceso de reflexión estratégica de la que derivará su Plan Estratégico a 4 años que se presentará a la sociedad próximamente.
  • Junto con la entrada de la nueva Junta, se presenta la nueva imagen de AMPEA, la cual representa y hace eco del nuevo rumbo de la misma.

 

El pasado 5 de febrero de 2021 tuvo lugar la Asamblea General Extraordinaria donde se aprobó por unanimidad la nueva Junta Directiva formada por:

Presidenta                         Lorena Torres

Vicepresidenta                Antonia Pavón

Secretaria General        Miren Bilbao

Tesorera                             Eider Fortea

Vocal                                    Rocío Bravo

Vocal                                    Beatriz Pérez de Mendiola

Vocal                                    Ana Isabel Jorge

 

Lorena Torres Uriarte.

Fundadora de Despacho Jurídico Torres, nombre comercial del Despacho en el cual desempeña su labor como profesional en el que participan otras compañeras de profesión, en colaboración con otros profesionales externos especialistas en diferentes ámbitos Abogada ejerciente graduada en Derecho por la Universidad de Navarra, especializada en derecho penal económico y en derecho deportivo. Máster en Derecho Penal Económico, técnica ejecutiva compliance officer, perito judicial experta en delitos económicos, y mediadora privada y judicial en los ámbitos civil y mercantil.

 

Antonia Pavón Liñares

Gerente de Sucesores de Pavón S.L., empresa de construcción de Obra Pública y Privada y rehabilitaciones integrales, desde su fundación en 1.993.  Diplomada en Empresariales por la Universidad del País Vasco y con formación en contratación de obras públicas, en las sucesivas leyes de contratos del sector público, en gestión de dirección de empresas, adaptación de las empresas a las nics y en implantación en la empresa de distintos sistemas de gestión de la calidad. Desempeña su trabajo tanto en el ámbito Directivo como en sede de ejecución de obra.

 

Miren Bilbao

Gerente del Parque Tecnológico de Álava, entidad en la que ha desempeñado distintos puestos de responsabilidad como Directora Técnica y comercial, y Responsable de comunicación los últimos 13 años. Licenciada en Ingeniería Industrial por la Universidad Pública de Navarra inició su trayectoria profesional en Departamento de Ingeniería de Fábrica de la planta de Mercedes-Benz en Vitoria-Gasteiz. Colabora como mentora con el Programa Inspira STEAM de la Universidad de Deusto desde el año 2017 fomentando las profesiones STEAM a niñas y niños de primaria.

Eider Fortea Méndez

Empresaria. Gerente y co-fundadora de deviCE sistemas, consultora especializada en el Marcado CE de producto sanitario, máquina y EPI. Además de gestionar su empresa, facilitando a sus clientes la obtención del Marcado CE de sus productos, colabora como profesora invitada en las universidades de Mondragon Unibertsitatea, en la escuela de ingeniería y en la Universidad de Navarra (UNAV) en la facultad de asistentes de dirección.

Rocio Bravo Vega

Empresaria y Directora ejecutiva de Sisca Señalizaciones, SL. Con 30 años de experiencia en el Sector de señalización de carreteras. Rocío cuenta con una amplia experiencia en dirección de empresas, en la que ha ocupado distintos puestos de responsabilidad,18 años como directora Financiera y Dirección de proyectos de innovación en Vanos, S.A., y 8 años de Directora Ejecutiva en Sisca Señalizaciones, S.L..

Ana Isabel Jorge

Empresaria dentro del ámbito de la construcción. Actualmente socia de la empresa Aislamientos Aisleko, S.C., dedicada al aislamiento térmico y acústico realizado mediante celulosa ecológica, trabajo que lleva a cabo en inmuebles, diferentes construcciones, y edificios. Anteriormente a su pertenencia al mundo empresarial, desarrolló su trabajo como técnico especialista Administrativo en otro sector no perteneciente a la construcción. Presidenta saliente de AMPEA, pasando el testigo a la actual Presidenta.

Beatriz Pérez de Mendiola

Empresaria dedicada al mundo de la restauración y eventos. Fundadora y gerente, al frente de Beatriz Mendiola Wedding & Event planner, entidad con una trayectoria de 5 años, dedicada a la organización de bodas y eventos y una amplia experiencia en el sector. Formada en decoración de interiores, organización de eventos y en Wedding planner, así como en fotografía para wedding planner, y planificación integral de eventos.

AMPEA, Asociación de Mujeres Profesionales de Álava

AMPEA, tiene una trayectoria de casi 30 años, desde 1993, a favor de los derechos humanos apoyando, defendiendo y desarrollando los valores humanos, sociales y profesionales de la mujer en su condición de empresaria, profesional y directiva. Trabaja desde siempre por y para la integración de la mujer en el mercado laboral, ya sea por cuenta propia, a través de actividades que apoyen y favorezcan en emprendimiento de iniciativas de mujeres autónomas, profesionales y empresarias, o bien sea por cuenta ajena, con iniciativas que colaboren en la inserción de las mujeres en el mercado laboral.

La misión de AMPEA es visibilizar, poner en valor y contribuir al desarrollo profesional y personal de las mujeres que tienen la responsabilidad y la pasión por liderar organizaciones, crear nuevas compañías, y gestionar proyectos en los ámbitos empresarial, profesional y social, contribuyendo de este modo al progreso de la sociedad en su conjunto.

En el marco de un proceso de reflexión sobre la Asociación de Mujeres Profesionales y Empresarias de Álava, se está elaborando el Plan Estratégico 2021-2024 que en las próximas semanas se presentará a las instituciones, el entramado empresarial y agentes económicos del territorio y a la sociedad, y que tiene como base la Agenda Euskadi Basque Country 2030.

En esta línea, se ha definido la nueva identidad de AMPEA que responde a los retos a los que se enfrenta la asociación en esta nueva etapa. Bajo la premisa de guiar a las mujeres emprendedoras y empresarias juntas hacia el futuro, la nueva identidad busca reflejar la evolución y el cambio en los que está inmersa la asociación, así como poner en valor los lazos que unen a las socias, como mujeres, como personas y como profesionales y empresarias.

AMPEA participa activamente en distintos foros institucionales que trabajan por la Igualdad entre hombres y mujeres, como la Alianza Alavesa por el Desarrollo Sostenible que promueve la Diputación Foral de Álava, la Comisión Consultiva de Emakunde, órgano de participación que incide de forma activa en las políticas de igualdad, y el Elkargune de Igualdad del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, foro en el que se deliberan y proponen proyectos en materia de igualdad para la ciudad.

MUJERES VISIBLES: FELISA MARTÍN BRAVO

 

 

Felisa nació en San Sebastián el 11 de junio de 1898. En 1918 se trasladó a Madrid para estudiar Ciencias Físicas en la universidad, licenciándose con 24 años y continuando su carrera investigadora bajo la tutela de Blas Cabrera.

Además, trabajó en el laboratorio de Investigaciones Físicas, siendo la primera mujer tanto en el grupo del que formaba parte, dirigido por Julio Palacios. Se especializó en el estudio de redes cristalinas con aparatos de rayos X y en 1926 defendió su tesis, convirtiéndose en la primera mujer de España en obtener el título de Doctora en Física y, además, con una calificación de sobresaliente.

Felisa continuó su trayectoria profesional en el extranjero durante unos años. Después, volvió a España y se preparó las oposiciones para acceder al Servicio Meteorológico Español (lo que actualmente es AEMet). Así fue como en 1929 se convirtió en la primera mujer en ingresar en este organismo (y la única hasta 1935, cuando se convocaron nuevas oposiciones).

Compaginó este trabajo ahondando más su investigación sobre estructuras cristalinas en el Instituto de Física y Química de la Universidad de Madrid.

Más adelante, en 1932, consiguió una beca y viajó a Cambridge para estudiar técnicas de espectrografía de rayos X y, además, sistemas de sondeo atmosférico. Al regresar, volvió a formar parte del Servicio Meteorológico Nacional (como se llamaba este organismo desde 1932).

En 1936, con el estallido de la Guerra Civil, el Servicio Meteorológico Nacional se dividió en dos y, junto con otros trabajadores, se la instó a trasladarse a Valencia. Felisa rechazó ir a esta ciudad, no presentándose en su puesto de trabajo y siendo expulsada.

Sin embargo, una serie de acontecimientos dieron como resultado que, en noviembre de 1937, Felisa fuese nombrada “directora accidental” del observatorio de Igueldo. Al finalizar la guerra, y tras someterse a un expediente de depuración, volvió a ingresar en el Servicio Meteorológico Nacional.

Hasta 1960 fue la única meteoróloga de la institución y uno de sus pocos cargos no militares, lo que le supuso la relegación a puestos sin subordinados porque era impensable que una mujer mandara a hombres con galones.

Felisa Martín se jubiló en 1968 sin haber podido demostrar toda su valía, pero no por ello se quedó de brazos cruzados. En los años 70 fue presidenta de la Asociación Meteorológica Española, donde desarrolló una gran actividad hasta su muerte, en 1979.

DEBEMOS VISIBILIZAR A ESTAS MUJERES PORQUE  EL TALENTO NO TIENE GÉNERO

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER Y LA NIÑA EN LA CIENCIA

El 22 de diciembre de 2015, la Asamblea General decidió establecer un Día Internacional anual para reconocer el rol crítico que juegan las mujeres y las niñas en la ciencia y la tecnología, a través de la Resolución A/RES/70/212

La igualdad entre hombres y mujeres es una prioridad global. La ciencia y la igualdad de género son fundamentales para el desarrollo sostenible. Aun así, las mujeres siguen encontrando obstáculos en el campo de la ciencia: menos del 30% de investigadores científicos en el mundo son mujeres.

Hacer frente a algunos de los mayores desafíos de la Agenda para el Desarrollo Sostenible -desde la mejora de la salud hasta el cambio climático- dependerá del aprovechamiento de todos los talentos. Eso significa conseguir introducir a más mujeres en estos campos. La diversidad en la investigación amplía el número de investigadores talentosos, aportando una nueva perspectiva, talento y creatividad.

El Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, que se celebra cada año el 11 de febrero, fue aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas con el fin de lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia para las mujeres y las niñas, y además para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas. Este Día es un recordatorio de que las mujeres y las niñas desempeñan un papel fundamental en las comunidades de ciencia y tecnología y que su participación debe fortalecerse.

Es importante que las niñas tengan referentes femeninos en todos los campos del saber, por ello es importante que conozcan y aprecien las aportaciones de las mujeres en la ciencia. Es necesario que se sientan capaces de llegar a las metas que se propongan sin el “hándicap del género”.

Para conocer mejor la historia de mujeres célebres y que las más jóvenes participen del aprendizaje podéis descargaros aquí este interesante juego.

 

 

Hoy os dejamos un video de Mujeres célebres matemáticas

 

 

FELIZ DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER Y LA NIÑA EN LA CIENCIA¡¡

MUJERES VISIBLES: MARGARITA SALAS

 

 

Se acerca una fecha muy importante, el 11 de febrero, Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia y hoy queríamos dedicar esta sección a Margarita Salas, una de las principales referencias de la ciencia española de las últimas décadas.

Margarita Salas orientó su carrera a la investigación después de conocer y formarse con Severo Ochoa en Estados Unidos. Cuando regresó a España fundó el primer grupo de investigación en genética molecular en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Autónoma de Madrid. Miembro de la Real Academia Española y de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, Margarita Salas fue una de las primeras mujeres que impulsó la presencia femenina en la investigación científica española y la primera en recibir la Medalla Echegaray, que entrega la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.

Su trayectoria y descubrimientos han sido reconocidos con galardones como el Premio Nacional de Investigación Santiago Ramón y Cajal, Premio Severo Ochoa de investigación de la Fundación Ferrer, la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio y el Premio al Inventor Europeo 2019. La bioquímica se mantuvo toda su vida en activo y acudía prácticamente a diario a su laboratorio en el Centro Nacional de Biología Molecular Severo Ochoa, centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid. En una entrevista para Efeminista, la académica habló sobre el feminismo, la ciencia y su carrera profesional, podéis leerla aquí.

La defensora de los estudios científicos reconoció que «era discriminada por ser mujer» y que años después sentía «lo mismo por ser mayor». Además, con respecto al papel de la mujer en la ciencia, en la entrevista dijo que espera que «en un futuro no demasiado lejano» la mujer ocupe el puesto que le corresponde.

 

Salas era fiel creyente de que los científicos «no deberían de jubilarse».  «Si uno quiere seguir trabajando y tiene la capacidad física y psíquica, ¿Por qué se va a jubilar?», cuestionaba.

«Mi único reto es seguir trabajando y que no me pongan cortapisas«.

Respecto a la presencia femenina en la ciencia, Salas afirmaba que «ya ha entrado masivamente» en los laboratorios, como en los del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, donde hay más investigadoras que hombres realizando sus tesis.

Eso sí, advertía de que todavía hay pocas mujeres en puestos de liderazgo, pero cree que eso se debe a que han «empezado tarde» y que «llegar a los puestos altos lleva tiempo». «En un futuro no demasiado lejano espero que la mujer ocupe en la ciencia el puesto que le corresponde, de acuerdo con su capacidad y trabajo», señaló.

Falleció en Madrid el 7 de noviembre de 2019.

 

MUJERES VISIBLES: VIRGINIA WOOLF

 

Virginia Woolf está considerada como una de las escritoras más importantes del siglo XX. Su técnica narrativa del monólogo interior y su estilo poético destacan como las contribuciones más importantes a la novela moderna. La publicación de sus cartas, ensayos y diarios una vez fallecida, y a pesar de los esfuerzos de su marido por evitarlo, han significado un legado muy valioso tanto para los futuros escritores como para lectores que buscan obras que se salgan de lo convencional.

Su existencia se entiende mejor conociendo la raíz de su vida, en el seno de un ambiente familiar tan culto y liberal como complejo en sus circunstancias.

Adeline Virginia Stephen (verdadero nombre), nació en Londres el 25 de enero de 1882. Fue la tercera de cuatro hermanos. Su padre era sir Leslie Stephen, un destacado crítico literario, historiador y también alpinista famoso. Su madre, por su parte, Julia Duckworth, era miembro de una familia de importantes editores.

Virginia y sus hermanos crecieron en un ambiente frecuentado por artistas, literatos y políticos, y con una biblioteca que era considerada el gran tesoro del hogar. Fueron educados por tutores en su propia casa.

Sin embargo, la complejidad de la vida de Virginia vino dada porque además de sus hermanos tenía tres hermanastros, hijos del primer matrimonio de su madre. Todo indica, y así lo reflejó de manera velada y autobiográfica en una de sus obras, que tuvo que soportar abusos sexuales de dos de ellos y que jamás pudo superar la desconfianza hacia los hombres, decantándose por una inclinación romántica por las mujeres.

Como muestra de la creatividad de la pequeña Virginia, a los nueve años creó una especie de periódico familiar que se tituló The Hyde Park Gate News, haciendo mención a la dirección de la casa familiar, el número 22 de Hyde Park Gate, en el barrio de Kensington, y que distribuía entre la familia.

Según las memorias de la escritora, sus recuerdos más intensos de la infancia no fueron de la vivienda de Londres, sino de Cornualles, donde la familia pasó sus vacaciones de verano hasta que tuvo 12 años. En aquella casa de verano, con vistas a la playa de Porthminster y al faro de Godrevy, Virginia Woolf coleccionó sus primeros recuerdos literarios con paisajes y personajes, especialmente el faro de Godrevy, que ambientaron la ficción que escribió años después, sobre todo en su obra Al faro.

Cuando Virginia tenía 13 años, en 1895, su madre murió de forma repentina por fiebre reumática. Desde ese momento, aún adolescente, y pese a su curiosidad por aprender alemán, griego y latín, comenzó a sufrir estados anímicos depresivos que se convirtieron en crónicos y que con frecuencia le hacían cambiar de ánimo, lo que hoy está diagnosticado como trastorno bipolar de la personalidad. Sin remedio, su vida estuvo ya siempre marcada por ese vaivén emocional que influyó de manera decisiva en su obra y que la obligó a pasar algunas temporadas en psiquiátricos. Esta enfermedad se agravó con la muerte de su hermanastra Stella dos años después y por el fallecimiento posterior, en 1905, de su padre a causa de un cáncer.

Los cambios de humor y las enfermedades asociadas que sufrió influyeron en su vida social pero no así en su productividad literaria, que mantuvo con pocas interrupciones hasta su muerte.

Virginia Woolf empezó a escribir artículos y críticas regularmente en el periódico The Guardian y para el suplemento literario de The Times, algo que continuó haciendo el resto de su vida. También fue invitada a dar clases en el Morley College, una escuela para mujeres y hombres de la clase trabajadora, donde esporádicamente enseñó literatura e historia inglesa.

A pesar de sus dudas sobre el matrimonio, en 1912 se casó con el economista e historiador Leonard Woolf, a quien conoció en las charlas intelectuales en Bloomsbury, y del que tomó su apellido. Cinco años más tarde ambos fundaron la célebre editorial Hogarth Press, que editaría, entre otras, la obra de la propia Virginia y la de otros relevantes escritores, como Katherine Mansfield o T.S. Elliot.

Su primer trabajo en el campo de la literatura fue con una obra de teatro titulada Melymbrosia, en 1908. Este trabajo fue la base para su primera novela, publicada en 1915 (cuando ya tenía 37 años) bajo el título Fin de Viaje.

Cuatro años más tarde publicó Noche y día, una novela romántica de estilo realista y que se desarrolla a través de cuatro personajes que componen un cuarteto amoroso muy particular, con relaciones cruzadas. En ella Virginia Woolf aborda los cambios sociales experimentados en esos años en Inglaterra, especialmente los que tienen que ver con la situación de la mujer y con los conflictos entre la modernidad y la tradición.

En 1922 publica El cuarto de Jacob, la primera gran novela de su editorial Hogarth Press y en 1925 logra un gran éxito con La señora Dalloway, posiblemente su obra más conocida. En ese año también conoció a la escritora Vita Sackville-West, con quien mantuvo una relación amorosa a pesar de que también estaba casada. Aunque la relación terminó sin que se disolvieran sus matrimonios, la amistad continuó durante el resto de sus vidas.

Woolf encontró una musa literaria en su relación con Sackville-West, hasta el punto de que fue su inspiración para la novela Orlando (1928), que supuso un nuevo avance en su estilo y por la que recibió elogios de la crítica por su innovador trabajo, logrando ampliar aún más su popularidad.

Woolf mantuvo su frenesí escribiendo al publicar Una habitación propia en 1929, un ensayo feminista basado en las conferencias que había impartido en universidades de mujeres, y en el que examina el papel femenino en la literatura, planteando la idea de que “una mujer debe tener dinero y una habitación propia si quiere dedicarse a escribir ficción”. Más tarde publicó su siguiente trabajo: Las olas, (1931), considerada por muchos críticos la mejor y de las más difíciles creativamente hablando. Su última novela publicada en vida fue Los años, (1937), sobre la historia de una familia a lo largo de una generación. El año siguiente publicó Tres Guineas, un ensayo en el que continuó con los temas feministas de Una habitación propia y donde también dirigió su mirada al fascismo y la guerra.

El esposo de Virginia, Leonard, siempre estaba a su lado porque era muy consciente de que cualquier mínima señal podía apuntar al descenso de la escritora a una nueva depresión. Así ocurrió mientras ella trabajaba en Entreactos. En ese momento, la Segunda Guerra Mundial se estaba desatando y la pareja decidió que si Inglaterra era invadida por Alemania se suicidarían juntos, temiendo que Leonard, que era judío, corría verdadero peligro. Por si fuera poco, en 1940 la casa londinense de la pareja fue destruida en un bombardeo alemán, lo que abatió más aún a Virginia.

Estos últimos sucesos dejaron sin camino de retorno el descalabro emocional que sufría Woolf, quien, a sus 59 años e incapaz de hacer frente a su desesperación, el 28 de marzo de 1941 se puso el abrigo, llenó los bolsillos de piedras y se adentró en el río Ouse para acabar con su vida hasta que la corriente se la llevó. Antes de su trágica decisión dejó dos cartas, una para su hermana Vanessa Bell y otra para su marido Leonard Woolf, las dos personas más importantes de su vida, cumpliendo la premonición de su libro Fin de viaje al emplear unas cariñosas palabras a su marido, tal y como hizo la protagonista de su novela antes de morir.

Su cuerpo fue encontrado tres semanas después y su marido incineró sus restos y esparció sus cenizas en el jardín de la casa en la que vivían.

Con ocho novelas escritas y más de una treintena de libros de otros géneros, Virginia Woolf continúa siendo una de las escritoras más influyentes de la literatura, la autora que más revolucionó la narrativa en el siglo XX y quien más defendió los derechos de las mujeres a través de sus textos.

«Cuantas mujeres olvidadas porque ellas mismas ni siquiera pudieron, pueden o podrán decir, esta boca es mía, este cuerpo es mío, esto es lo que yo pienso»

Virginia Woolf

 

MUJERES VISIBLES: SIMONE DE BEAUVOIR

 

Simone de Beauvoir nació en París el 9 de enero de 1908. Es una de las mujeres más destacadas del siglo XX.

Escritora, filósofa y profesora defensora de los derechos humanos en general, y de los derechos de la mujer en particular. Su obra El segundo sexo se ha convertido en un clásico y en símbolo del feminismo.

Simone de Beauvoir nació en el seno de una familia burguesa profundamente religiosa. En su adolescencia se declaró atea, en contra de los sentimientos religiosos de su familia. Creía que la religión era una manera de dominar al ser humano.

Su padre nunca le ocultó su deseo de haber tenido un hijo varón. Este hecho y el deterioro del matrimonio de sus padres hicieron que su pensamiento feminista despertara.

A los 15 años, Simone ya tenía claro a lo que quería dedicarse: escribir. Tras terminar bachillerato en 1925, se licenció en Letras con especialización en Filosofía en 1929. Pronto se convertiría en una de las máximas representantes del existencialismo.

Un año antes de terminar sus estudios universitarios, conoció al también filósofo Jean Paul Sartre. Desde entonces, se convirtió en su compañero de vida.

En 1931, Simone de Beauvoir se trasladó a Marsella para ejercer de profesora titular. Sartre tuvo plaza en Le Havre ese mismo año, por lo que tuvieron que estar separados. La única opción para que tuvieran el mismo destino pasaba por contraer matrimonio, pero Simone se negó.

Durante estos años, dio clases en diferentes lugares. Poco antes del estallido de la II Guerra Mundial, de Beauvoir y Sartre fueron destinados a París.

En 1937, terminó su primera novela: Primaldad de lo espiritual. Fue rechazada por dos editoriales, y no fue publicada hasta 1979 con el título Cuando predomina lo espiritual.

En 1941, la madre de una de sus alumnas la denunció por haber tenido una relación con ella. Como consecuencia, en 1943, de Beauvoir perdió su trabajo como profesora en La Sorbona.

Después de la II Guerra Mundial, continuó escribiendo diferentes artículos y ensayos en los que se reafirmaba en sus creencias: ateísmo, comunismo y existencialismo. Además, junto a Sartre y otros intelectuales de la época fundó la revista Les Temps Modernes.

Su consagración como escritora llegó en 1949 con la llegada de El segundo sexo. Considerada como una lectura imprescindible en el movimiento feminista, criticó la opresión a la que se veía sometida la mujer por parte del hombre. No exenta de polémica, en este ensayo reflexionó sobre la figura de la mujer y sirvió para que de Beauvoir se convirtiera en la precursora del feminismo. Una de las frases que ha pasado a la posteridad de la filósofa francesa ha sido “No se nace mujer, se llega a serlo”.

Fue con Los Mandarines, de 1954, cuando se ganó las alabanzas de la crítica. Con esta novela consiguió el Premio Goncourt.

Los últimos años de su vida los pasó escribiendo. En 1970, reflexionó en La vejez sobre el papel que la sociedad daba a los ancianos. En ese ensayo criticó la situación de marginalidad que podían llegar a vivir.

En 1980, Jean-Paul Sartre murió. Un año después, Simone de Beauvoir publicó La ceremonia del adiós. Polémico para muchos, en este ensayo relató los últimos años de vida del que fue su compañero de viaje.

Simone de Beauvoir murió el 14 de abril de 1986 en París por una neumonía. Sus restos hoy descansan al lado de los de Sartre, en el cementerio de Montparnasse.

Son muchos los ideales que Beauvoir ha dejado como legado a la sociedad. Firme defensora de los derechos de la mujer, sus reflexiones han servido como cimientos en los que construir el movimiento feminista.

Su obra y pensamiento siguen siendo materia de estudio y han sentado las bases de las políticas igualdad. Tanto es así, que en 2008 se creó el Premio Simone de Beauvoir por la Libertad de las Mujeres.

Criticada por muchos en su época por su manera de vivir, su concepción del matrimonio y su relación de poliamor con Sartre, a Simone de Beauvoir se le considera el paradigma de mujer libre.

 

 

«El feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente»

Simone de Beauvoir