MUJERES VISIBLES: RITA LEVI MONTALCINI

 

De Rita Levi-Montalcini podemos decir que fue una mujer italiana de origen judío, perseguida política, médico con formación en neurología y psiquiatría, neurobióloga brillante, fundadora del campo de las neurotrofinas, premio Nobel de Medicina y Fisiología, Senadora vitalicia del parlamento italiano…

Nacida en una familia de buena posición económica en Turín a comienzos del siglo XX, su padre era de quienes pensaba que las mujeres simplemente no debían dedicarse a estudiar. Pero  el cáncer sufrido por su querida institutriz, la motivó a desafiar la tradición y matricularse en la escuela de medicina de la Universidad de Turín. Allí trabajó observando el tejido del sistema nervioso con el legendario histólogo Giuseppe Levi, y tuvo como compañeros y amigos nada menos que a Renato Dulbecco y Salvador Luria. De su trabajo con Levi surgieron las primeras preguntas respecto a cómo las neuronas encontraban el camino y el modo correcto de conectarse.

En 1938 fue perseguida por el fascismo y exonerada de la academia. Rita emigró a Bruselas y luego a Liège donde continuó su trabajo. Cuando los alemanes invadieron Bélgica, volvió a Italia e instaló su propio laboratorio secreto en casa y después escondida en el campo, recolectando embriones de pollo para estudiar las señales que regulan el crecimiento de los nervios periféricos. Después de aceptar la invitación de Viktor Hamburger a instalarse por un tiempo en la Universidad de Washington en St. Louis, Estados Unidos, junto a Stanley Cohen, investigaron y lograron purificar a comienzos de los años ’50 el factor de crecimiento nervioso. Terminarían recibiendo el Premio Nobel en 1986.

Destacar, aparte de sus aportaciones científicas, el humanismo y los valores humanos que demostró a lo largo de su trayectoria de vida. Para ella solo merecían un respeto especial aquellas personas que viven en harmonía con sus principios éticos y que recibir el Nobel es solo una cuestión de suerte.

Desde que recibió este reconocimiento, Rita Levi fue invitada para asistir a diversos actos públicos, pero ella únicamente se dispuso a participar siempre y cuando éstos tuvieran fines humanitarios y recibió muchos otros reconocimientos y premios, tanto relacionados con la ciencia como con los valores humanos. Fue miembro de las más prestigiosas academias científicas como la Accademia Nazionale dei Lincei, la Academia Pontificia, la Academia de Ciencias, la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos y la Royal Society. También fue directora (desde el año 1993 hasta el año 1998) del Istituto della Enciclopedia Italiana.

Fundó y presidió la Fundación que lleva su nombre, Rita Levi-Montalcini, desde la cual ofreció becas y apoyo educativo para que mujeres africanas pudieran formarse. Su reconocida labor también fue destacada en el año 2001 siendo nombrada senadora vitalicia por el Presidente de la República Italiana.

Rita Levi-Montalcini es ciertamente una inspiración de quien hizo su propio camino hasta el último día. Con más de 90 años votaba en el Senado y creaba un instituto de investigación (el European Brain Research Institute). El año 2009 celebraba con champagne y torta de chocolate su cumpleaños número 100. A los 102 publicaba su último artículo científico en la revista PNAS, después de contactar a Antonino Cattaneo y su grupo para proponerles un proyecto de investigación, que la tuvo de nuevo haciendo disecciones y sentada frente al microscopio.

 

Murió el 30 de diciembre del 2012, a la edad de 103 años.

 

“Las mujeres que han cambiado el mundo no han necesitado nunca mostrar otra cosa que su inteligencia”

Rita Levi-Montalcini

GALERÍA

Para ver más imágenes pinchar aqui.

© 2020 AMPEA – Asociación de Mujeres Profesionales y Empresarias de Álava