MUJERES VISIBLES: MARGARITA SALAS

 

 

Se acerca una fecha muy importante, el 11 de febrero, Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia y hoy queríamos dedicar esta sección a Margarita Salas, una de las principales referencias de la ciencia española de las últimas décadas.

Margarita Salas orientó su carrera a la investigación después de conocer y formarse con Severo Ochoa en Estados Unidos. Cuando regresó a España fundó el primer grupo de investigación en genética molecular en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Autónoma de Madrid. Miembro de la Real Academia Española y de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, Margarita Salas fue una de las primeras mujeres que impulsó la presencia femenina en la investigación científica española y la primera en recibir la Medalla Echegaray, que entrega la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.

Su trayectoria y descubrimientos han sido reconocidos con galardones como el Premio Nacional de Investigación Santiago Ramón y Cajal, Premio Severo Ochoa de investigación de la Fundación Ferrer, la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio y el Premio al Inventor Europeo 2019. La bioquímica se mantuvo toda su vida en activo y acudía prácticamente a diario a su laboratorio en el Centro Nacional de Biología Molecular Severo Ochoa, centro mixto del CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid. En una entrevista para Efeminista, la académica habló sobre el feminismo, la ciencia y su carrera profesional, podéis leerla aquí.

La defensora de los estudios científicos reconoció que «era discriminada por ser mujer» y que años después sentía «lo mismo por ser mayor». Además, con respecto al papel de la mujer en la ciencia, en la entrevista dijo que espera que «en un futuro no demasiado lejano» la mujer ocupe el puesto que le corresponde.

 

Salas era fiel creyente de que los científicos «no deberían de jubilarse».  «Si uno quiere seguir trabajando y tiene la capacidad física y psíquica, ¿Por qué se va a jubilar?», cuestionaba.

«Mi único reto es seguir trabajando y que no me pongan cortapisas«.

Respecto a la presencia femenina en la ciencia, Salas afirmaba que «ya ha entrado masivamente» en los laboratorios, como en los del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, donde hay más investigadoras que hombres realizando sus tesis.

Eso sí, advertía de que todavía hay pocas mujeres en puestos de liderazgo, pero cree que eso se debe a que han «empezado tarde» y que «llegar a los puestos altos lleva tiempo». «En un futuro no demasiado lejano espero que la mujer ocupe en la ciencia el puesto que le corresponde, de acuerdo con su capacidad y trabajo», señaló.

Falleció en Madrid el 7 de noviembre de 2019.

 

GALERÍA

Para ver más imágenes pinchar aqui.

© 2021 AMPEA – Asociación de Mujeres Profesionales y Empresarias de Álava