IV CONGRESO AMPEA. “PROYECTAR, CREAR Y CONSTRUIR EN FEMENINO”.

IV CONGRESO PROYECTAR, CREAR Y CONSTRUIR EN FEMENINO

Los días 8 y 9 de noviembre de 2017, representantes de distintas organizaciones de mujeres empresarias de España nos hemos reunido con el fin de valorar  la situación en la que nos encontramos actualmente las mujeres autónomas, empresarias, profesionales y directivas españolas, con el fin de dar visibilidad tanto a la sociedad, como a las instituciones, y trabajar conjuntamente en la solución de la realidad de nuestro colectivo.

Las reuniones se han celebrado en el Palacio de Congresos Europa de Vitoria-Gasteiz.  Han sido organizadas por AMPEA (Asociación de mujeres empresarias, profesionales y directivas de Álava/Araba).
Durante estos días hemos podido profundizar sobre la actualidad en asuntos de Igualdad, que aún hoy, año 2017, siguen siendo muy preocupantes.

Creemos necesaria una implicación directa de la administración en materia de igualdad y en la necesidad de educar en igualdad a todos los niveles, pero especialmente en materia empresarial.

La mala situación económica de España se está alargando. Son ya 10 años con una reactivación casi inexistente y, desde el Gobierno, en diferentes ocasiones se ha manifestado que una de las medidas para salir de la crisis es el autoempleo.
Son muchas las mujeres que lideran empresas y proyectos en arquitectura, consultoría.  Mujeres que son excelentes periodistas, letradas, deportistas, cirujanas, policías, bomberas e incluso políticas.

En la actualidad la prensa, potencia y premia el éxito masculino en cambio, cuando la protagonista es una mujer, el lenguaje y el modo de la publicación, hacen pasar desapercibida la noticia, ejemplo relevante es cualquier logro deportivo.

Según datos objetivos, nuestras universitarias obtienen mejores resultados académicos que sus compañeros varones; sin embargo, la inclusión en el mercado laboral siempre se realiza en peores condiciones. Así nos encontramos con que la brecha salarial entre hombres y mujeres supera en muchas comunidades el 40%. Este hecho no es sólo puntual, a largo plazo también supondrá que sus pensiones serán más bajas que las de los hombres.

Es necesario llegar a una realidad; Igual puesto de trabajo, igual salario, evitando que se produzca la desigualdad salarial existente a día de hoy, a la hora de negociar el salario no fijo, incentivos, objetivos, etc. donde la mujer ve minorado su salario con condiciones muy por debajo del de sus compañeros.

Cabe destacar que hay mujeres que en un momento determinado, normalmente siendo jóvenes, tienen que optar entre su vida laboral y su vida familiar. En el ámbito empresarial, un hombre con hipoteca, pareja y con decisión de ser padre es un hombre maduro y asentado y una mujer de la misma edad y en las mismas condiciones supone un problema a la hora de promocionar en el mundo laboral y profesional.

Es una realidad, existe un “Techo de Cristal” que impide a muchas mujeres ascender dentro de las empresas, y desde las instituciones se debe trabajar para poder romper ese techo.

CONCLUSIONES IV CONGRESO AMPEA
PROYECTAR, CREAR Y CONSTRUIR EN FEMENINO

  1. La brecha salarial sigue existiendo aunque es diferente en la administración que en la empresa privada donde es mucho más elevada.
    La “conciencia social” que poco a poco se va creando, no es aún suficiente. Las medidas que se están tomando no son efectivas aún. Debemos avanzar hacia la prohibición de la Brecha salarial tal y como se hace en otros países europeos donde existen controles basados en la autoevaluación de empresas.
  2. Son necesarios planes específicos para mujeres en cuanto a contratación para avanzar en el tema de las desigualdades. Existe una desigualdad real que sólo terminará trabajando en el empleo y el emprendimiento, la corresponsabilidad y la erradicación de la violencia.
  3. Los programas de las empresas para mejorar la igualdad, aceleran el ascenso de las mujeres.
  4. Si hay medidas de trabajo flexibles, se facilita la llegada a la cima.
  5. Los programas colectivos para estimular la diversidad de género funcionan.
  6. La nueva Ley de Autónomos es una Ley de Mínimos, positiva pero insuficiente.
  7. Vivimos una sociedad de desigualdades de sexos ocasionada y favorecida por la educación de los niños en edades tempranas. A los niños se les inculcan desde pequeños roles diferentes que son los responsables últimos de todos los problemas. Es fundamental educar a niños y jóvenes en igualdad, mostrándoles nuevos caminos en especial a las niñas y adolescentes que son el futuro. Hay que desechar ideas obsoletas como la existencia de estudios y profesiones para mujeres y hombres.
  8. Necesidad por parte de las Administraciones Públicas de identificar privilegios, para desmontarlos y avanzar hacia la Igualdad.
  9. Creación de un Registro de desglose de conceptos de las nóminas, para detectar la desigualdad.
  10.  Contabilizar el trabajo no productivo que se realiza en los núcleos familiares.
  11. Detección precoz mediante protocolos regulados, de protección a la igualdad en todas las empresas.
  12. Fundamental, un control efectivo de seguimiento de las instituciones, para que se haga lo que se dice.